MANTENIMIENTO

mantenimiento

Tanto el mármol como el granito son piedras que se caracterizan por ser muy nobles y altamente resistentes, y con un correcto cuidado y mantenimiento pueden conservar sus bondades intactas por mucho tiempo.

El mármol es un material con una superficie posora, esto es un inconveniente cuando se mancha algún área del mármol, pues al ser un material poroso, la mancha penetra con bastante facilidad. Aunque la limpieza del mármol no es para nada difícil, lo fundamental es que cuando se produce dicha mancha, se proceda a quitarla de inmediato, con lo que evitaremos que llegue a adherirse.

Para limpiar este tipo de material, lo recomendable, es utilizar sólo agua y, en algunos casos, jabón neutro o suave. No son recomendables los productos corrosivos, debido a que éstos dañan la superficie. Existen, por ejemplo, limpiadores para óxido, que en el mármol no se recomienda usarlos, ya que como son ácidos, quitan el brillo natural del mármol.

Una recomendación para mantener en buen estado los suelos de mármol es aplicarles una capa de cera incolora, teniendo en cuenta que con cierta frecuencia se deberá quitar con algún producto, efectuar una limpieza correcta y de nuevo encerar.